Tubular Bells

De TaurusIV Wiki
Saltar a: navegación, buscar
Tubular Bells
Portada
Álbum de estudio
Lanzamiento 25 de mayo de 1973
Grabado The Manor House, otoño 1972 – primavera 1973
Duración 48:57
Sello Virgin
Productor(es) Tom Newman, Simon Heyworth, Mike Oldfield
Cronología
N/D Tubular Bells
(1973)
Hergest Ridge
(1974)

Contenido

[editar] Listado de temas

  1. "Part One" – 25:00
  2. "Part Two" – 23:50

Compuesto por Mike Oldfield salvo "The Sailor's Hornpipe", que es un arreglo de un tema tradicional.


[editar] Mike Oldfield toca...

Parte uno:

  • Piano de cola
  • Glokenspiel
  • Farfisa organ
  • Bajo
  • Guitarra electrica
  • Speed guitar
  • Taped motor drive amplifier organ chord
  • Mandolina parecida a una guitarra
  • Fuzz guitars
  • Percusión variada
  • Guitarra acústica
  • Flageolet
  • Honky tonk
  • Lowrey organ
  • Campanas tubulares

Parte dos:

  • Guitarras eléctricas
  • Farfisa organ
  • Bajo
  • Guitarras acústicas
  • Piano
  • Speed electric guitars
  • Lowrey Organ
  • Concert tympani
  • Guitarras sonando como gaitas
  • Piltdown man
  • Hammond organ
  • Guitarra española
  • Coro moribundo

[editar] Otros músicos


[editar] Notas sobre los instrumentos

[editar] Notas sobre los músicos

[editar] Sencillos del álbum

Portada del Tubular Bells Single para Francia Tubular Bells Single fue el primer single de siete pulgadas de Mike Oldfield, en la cara A aparecía un extracto de Tubular Bells y según la edición en la B o bien Tubular Bells o Froggy Went A-Courting.


Portada de Mike Oldfield's Single Mike Oldfield's Single en Junio de 1974 fué el segundo single de este disco. Publicado con un extracto de la segunda parte de Tubular Bells en la cada A y Froggy Went A-Courting en la B.

[editar] Variantes de la portada

[editar] Otras notas

Con Tubular Bells empezaba la carrera en solitario de un músico precoz, que ya había intervenido en otras bandas como bajista y guitarra, así como en un grupo con su hermana Sally que sólo sacó un álbum a la venta. La composición de Tubular Bells (disco al que nos referiremos con las siglas "TB") se remonta algunos años antes de su publicación en 1973. La compuso Mike cuando apenas era un adolescente, y llevó la maqueta de discográfica en discográfica intentando que alguien le hiciera caso. Pero ninguna, absolutamente ninguna compañía aceptó la propuesta de aquél hippy de pelos largos. Tan sólo una quiso publicar el trabajo con la condición de introducir voces, algo a lo que Mike se negó en rotundo; y es que una de las razones por las que TB es considerado una obra maestra es por romper el estilo imperante de la época, ya que en todos los discos de otros artistas (incluidos Pink Floyd, que se acercaba al estilo de música que hacía Mike) trabajaban siempre con el fácil recurso de las cuerdas vocales.

De esta manera, y algo desilusionado, conoció a Richard Branson, que poseía unas cuantas tiendas pequeñas de venta de discos a domicilio. Richard le ofreció a Oldfield la posibilidad de publicar TB en una discográfica que pretendía montar. Y así fue. Entre ambos y otros amigos lograron grabar de forma artesanal la obra que hoy es aclamada en el mundo entero. La grabación de TB se realizó en The Manor, una mansión-estudio (la primera de Inglaterra), en donde todos los involucrados en el proyectos pasaban los días ensayando y probando formas para poder plasmar las ideas de Mike. Pero esto no era fácil: Mike deseaba hacer una larga sinfonía con multitud de instrumentos sin la utilización de ordenadores. De esta forma descubrieron que bloqueando el cabezal de grabado en las grabadoras, podían hacer sonar varios instrumentos unos encima de otros. Esto fue algo muy importante, ya que Oldfield toca prácticamente todos los instrumentos en el disco.

De esta manera, y tras lograr superar los problemas principales de grabación, el disco salió a la venta bajo el sello de una discográfica nueva que, seguro, todos ustedes conocen: Virgin Records. Efectivamente, esta multinacional, que actualmente se dedica comercializar innumerables productos, (entre los que cabe destacar agencia de viajes e incluso bebida refrescante) se consolidó gracias a las ventas de su primer disco: TBULAR BELLS, de Mike Oldfield.

Y es que las ventas de este disco fueron espectaculares: en los primeros años de salir a venta, se registraron unos 16 millones de copias vendidas en todos el mundo, fabricándose un mercado especialmente fiel en Europa. A la enorme calidad y originalidad de la obra, ayudó el hecho de que varios extractos del disco (el más famoso es el de los primeros segundos de la primera parte, que todo el mundo ha oído en alguna ocasión) fueron incluidos en la banda sonora de la película "El Exorcista". Sin embargo, esto se hizo sin el consentimiento del propio Mike, pues se trató de una de las habilidosas estrategias de marketing de Richard Branson.

Tubular Bells llegó inmediatamente al número uno de las listas de más vendidos, y permaneció en ella durante muchos meses... Pero este hecho no tuvo precisamente buenas consecuencias para Mike. El éxito arrollador con el que se encontró a tan temprana edad, junto con el hecho de haberse convertido en millonario (y haber hecho rico también a su jefe Richard Bradson, que a partir de ahí pudo crear el gran "imperio Virgin"), le provocó una crisis de personalidad. Mike, huidizo, se escondió, canceló y negó entrevistas y, por decirlo de alguna manera, desapareció del mundo. Oldfield estaba triste. Al hecho de que su madre muriera tempranamente debido a una enfermedad, y el mal ambiente familiar que le tocó vivir, le causaron un complejo de inferioridad.

Años después, y gracias a diversas terapias, Mike cambió completamente, mostrándose a todo el mundo, y de una manera mucho más feliz.

Lo mejor de Tubular Bells

Tubular Bells se compone de dos canciones (Part One, Part Two), en las que son desarrolladas un sin fin de melodías, e introduce ideas tan originales como:

Ausencia de voces: Aunque son utilizadas en coros y acompañamientos en varias ocasiones, en todo en disco, de unos 45 minutos de duración, no existe una sola canción con letra propiamente dicha. Lo más parecido es lo que se ha llamado "El Hombre de las Cavernas" (Ver más abajo).

El maestro de ceremonias: Sin duda una de las parte más originales y que más alabanzas ha suscitado. Se trata de una voz (Viv Stanshall) que va nombrando uno a uno los instrumentos que intervienen en el disco, mientras que estos se van oyendo y uniendo a la melodía principal en orden. El último instrumento es muy especial: "at last... ¡Tubular Bells!" Viv Stanshall era un músico que estaba grabando en los mismos estudios en los que Tubular Bells tomaba forma, y se prestó voluntario a poner su voz en esta parte del disco.

El hombre de las cavernas (The Piltdown Man): Uno de los momentos más "duros" del disco. Tiene una curiosa historia: en un yacimiento arqueológico se encontró la calavera de un simio con la mandíbula de un humano. Aquello significó una gran revolución, y se creó una enorme polémica. Finalmente se descubrió que aquello no había sido más que una estafa. Mike hizo su particular visión de cómo imaginó a aquel monstruo rudo e ignorante en esta sección de la cara B del disco, en la que él mismo pone su voz a su particular "hombre de las cavernas".

Curiosidades

Murmullos en la primera parte... Sobre el minuto 7:41 se pueden escuchar una especie de murmullos, justo antes de la entrada del doble bajo. Hoy en día sigue sin saberse qué dicen exactamente o a qué se deben estos susurros.

Tubular Bells reciclado: Cuando Tubular Bells fue lanzado al mercado, los discos rock eran fabricados con polímeros reciclados de baja calidad a partir de vinilos reciclados. Solo las obras clásicas eran prensadas en vinilos no reciclados. Esto causó gran disgusto a Oldfield y sus productores, que denunciaban una mala calidad de sonido, y no dudaron en quejarse y exigir una fabricación y material de calidad a Virgin Records. Finalmente, Richard Branson aceptó la fabricación de Tubular Bells en material no reciclado, algo que solo se usaba en discos clásicos.

El nacimiento de la famosa campana. La portada de Tubular Bells (hecha por Trevor Key, que también ha trabajado para Peter Gabriel o Phil Collins) está hecha a base de varias fotografías diferentes. En 1973 no se pudo usar ordenadores, así que el montaje es totalmente artesanal. Las fotografías de la portada y la contraportada fueron hechas en la misma localización. Muy probablemente se trate de las localidades del sur de Inglaterra de Hastings o Eastbourne. Thom Newman sostiene esta teoría, mientras que Mike se inclina a pensar que se trata de Brighton.

La famosa campana tubular representa hoy en día todo un símbolo: es el "símbolo Mike Oldfield". Él mismo lo eligió cuando creó su propia compañía de discos, Oldfield Music LTD. La portada de Tubular Bells ha pasado a la historia de la música, y su nacimiento fue bastante curioso: Oldfield toca este instrumento al final de la primera parte, pero en vez de usar los tradicionales martillos de madera, golpeó las campanas con uno de hierro ("Realmente quería un sonido como de campanario de iglesia, un sonido fuerte, así que decidí usar esos martillos de hierro. Golpeé las campanas después de tomar carrerilla por todo el estudio"). Como era de esperar, las campanas se destruyeron, doblándose sobre sí mismas. Esto le hizo a Mike pensar en una forma para la portada. Fue entonces cuando llamaron a Trevor Key, un fotógrafo especialista en objetos metálicos, quien dio forma final a la famosa campana retorcida de Mike Oldfield.

Héctor Campos


[editar] Videos en Youtube


Tubular Bells 1973


Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Oldfieldpedia
Mike Oldfield
Otros artistas
Herramientas